jueves, 11 de junio de 2009

Sustancia Compuesta

_____________________________________________
Previamente en Tratando de Entender Al Mundo:

03-Jun-09: La Belle Dame Sans Merci
_____________________________________________


Capítulo 12:

"No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino

y te salvas
entonces
no te quedes conmigo."

Mario Benedetti - "No Te salves"


No me siento tan mal después de todo, lo que pasé cuando conocí a Karen fue una falsedad, ella queria engañarme, los casi fríos recuerdos que tenía de una chica lozana que venía con un problema de la mano era falso, una actuación, entonces no me siento tan mal, pero me siento algo mal, me siento algo alegre de que este mejor, es una mezcla, siempre lo ha sido para mi, una mezcla de sentimientos para un mismo momento, una misma acción, una misma persona.

La vida no es una serie de televisión, no hay una nueva aventura cada semana, a veces ni siquiera hay algo interesante en un mes, mi problema es que yo a veces tiendo a meterme en problemas, quizá es mi karma, pero eventualmente algo ocurre; Ahora que no voy a la universidad pienso que tengo más tiempo para buscar personas a quien ayudar, pensé en integrarme a alguna ONG o a alguna institución sin fines de lucro, lo pensé por unos minutos, deshice la idea al darme cuenta que de esa forma no podría ayudar, terminaría muerto, literalmente muerto.

Cada vez que he podido ayudar a alguien he tenido que compartir la experiencia, el sentimiento, por eso no lo hago cada semana, por eso no ayudo a todos, he tenido que soportar la antipatía de muchos, cansa a veces, me hace sentir mal, me debilita, pero lo logro, y cuando ocurre siento paz, como si por un instante fuera yo alguien especial, no soy especial, quizá solo soy un orate, alguien que piensa que pude entrometerse en la vida de otros.

¿Acaso no vale la pena?, créanme que siempre me lo pregunto, siempre que conozco a alguien que necesita ayuda me lo pregunto, para mi basta mirar las palomas sobre la iglesia Santa Rosa en una mezcla de cielo naranja y gris, alegre y triste, para decidirme.

Tengo que admitir que ser como soy no viene solo por tener una familia que me inculcó cierto valores, he tenido que vivir tristes experiencia para ser como soy, ya he mencionado varias pero aún faltan otras, ¡¿QUÉ HAS CREADO?!, ¿por qué soy así?. Siempre parece que busco redención cuando ayudo a quien puedo, como si mi vida hubiera sido la de el mas maldito de los engendros paridos por la oscuridad del planeta, no soy así.. pero tampoco soy especial.

Me he dado cuenta, y quizá quien me lea, que mi autoestima es pobre, débil, opaca, es verdad, a veces sí me puedo sentir un engendro, a veces si se me pasa por la cabeza decir adiós, decir SUFICIENTE, pero no lo hago porque sé que mañana no será igual, al siguiente día todo sera como una antípoda es, totalmente opuesto, ese día será mi ego el más grande de todos, pensaré que no hay nadie tan inteligente y analizante como yo, pensaré que de alguna manera tengo algo más que los demás, lamentablemente tengo que vivir con los dos para hacer esta casi locura que hago, ayudar.

He pensado en algún tratamiento para mejorar mi autoestima, he pensado lo mismo para reducir mi ego, pero no puedo hacer eso, con el primero puedo sentir el sufrimiento de los demás, sus malestares, mi baja autoestima me ayuda a que me importe ayudar, ponerme en el lugar del otro, de otro modo sería como muchos que solo giran el cuello cuando ven problema ajeno, con mi ego, este me ayuda a decir algo, me ayuda a no quedarme callado ante nadie, ni sentirme aplastado por ningún problema, ¿a quién no le gusta eso?, entonces al final queda una mezcla, una sustancia compuesta por dos elementos, dos sustancias puras y eventualmente letales, así ha sido mi vida.

Es también un vicio, una sucia adicción, ya casi no recuerdo haber sido alguien tan normal como el vecino, aquel que miran por las mañanas ir a su trabajo tan normal, tan seguro de lo que tiene es la absoluta felicidad, si mejoro mi autoestima y resto mi egocentrismo, ¿No?, podría alcanzar una balance, seguir con lo que hago y a la vez ser parte de una sociedad ya resuelta, sin dramas grandes, sin sentirme mierda o sentirme el tío perfecto, pero es difícil, todas esas estúpidas adicciones son difíciles de dejar, a veces pareciera que siento placer al estar triste, ¿vén? es otra estúpida mezcla.

Mi nombre es Ricardo y soy adicto a ser miserable, a ser egocéntrico, a amarlos como si no importara nada mas, a querer que tengan felicidad sin importar que yo la tenga, si, admito mi adicción, admito mi falta de lógica, admito parecer complicado cuando no lo soy, a veces me pregunto si existe alguien que quiera salvarme y a veces me digo a mi mismo ¡No te salves!.

0 comentarios:

 

Tratando de Entender Al Mundo © 2008. Chaotic Soul :: Converted by Randomness